Nos visita Proyecto Hombre Zaragoza

img_20161019_100059En el día de ayer vinieron a vernos de la Fundación Centro de Solidaridad Zaragoza, Jesús, don Fernando y 3 voluntarios. Pudimos compartir la Eucaristía, la cena y una muy enriquecedora tertulia. Al principio nos introdujeron, en general, a lo que la iglesia realiza a través de esta fundación con los tres grandes grupos de personas que son sus usuarios (drogodependientes, prostitutas y presos).

A continuación tuvo lugar un diálogo, con formato de preguntas y respuestas, entre nuestros invitados y nosotros. He aquí un pequeño resumen.

Una de las preguntas fue: ¿En qué ha cambiado proyecto hombre desde su fundación (1985) hasta ahora?

Al principio era un poco “café con leche para todos”. Pero con el paso de los años empezamos a percibir que no valía el mismo programa para todos, y se comenzó a personalizar el programa para cada caso. La evolución ha sido muy grande, también de profesionales. Respecto al tema de los voluntarios, lo más importante es el acompañamiento que de hace. Ahora se procura que se trabaje junto con la familia del usuario del programa.

¿Como aconsejarías a una persona que tuviese un familiar con drogodependencia para que buscase ayuda?

La familia es la pieza clave. Ha de insistir sin cansarse, y con insistir me refiero a estar ahí, no a machacar. Entiendo que para la familia es durísimo, pero aún así merece la pena. Se nos dan casos en los que si la persona en cuestión no quiere ir al programa nosotros trabajamos con la familia, para que llegado el caso estén preparados. A este respecto uno de los éxitos de los últimos 30 años es que se haya conseguido incluir dentro del sistema sanitario a los drogodependientes.

img_20161019_102405

La esperanza es fundamental, si te atrapa la desesperanza la cosa se complica. Y es por esto por lo que la fe nos es un plus, porque nos aporta esperanza y con ella tenemos que llegar a los usuarios del programa.

¿Como es la presencia del sacerdote en una entidad como está, en sentido pastoral, en sentido sacerdotal?

A veces solo con la terapia no vale, hay casos en los que los usuarios necesitaban un sacerdote. Nos parece muy importante tener sacerdotes en proyecto hombre. En la entidad nos tenemos que sentir como en casa, es la iglesia. Los sacerdotes tienen que dar ejemplo en querer a los que sufren, tienen que dar ejemplo de buen samaritano.

Pasamos un rato muy agradable. Aprendimos mucho. Esperamos que disfrutaseis con nosotros. Tenéis vuestra casa en el Seminario. ¡Muchas gracias por vuestra visita!

J.U.F. (seminarista)