Nos visita… Juan Vicente Boo

Ayer vino a visitarnos Juan Vicente Boo, el cual esta estos días por España presentando su nuevo libro Píldoras para el alma.

Después de cenar tuvimos ocasión de disfrutar de una gran tertulia con el corresponsal de ABC en el Vaticano.

Comenzó hablándonos de la génesis de los dos libros, por lo tanto de su estancia en Roma. Le mandaron a la Ciudad eterna cuando Juan Pablo II estaba mal de salud, en 1998. El Papa del mundo, pero el cual sufrió mucho los primeros cinco años, ya que le saboteaban mucho, fue esa una de las razones para dedicarse a viajar y a predicar.

Los primeros años de Francisco fueron muy parecidos, nos decía Juan Vicente. Pero al cabo de dos años ya estaba claro que era un fuera de serie.

Personalmente, a los tres años se decidió a publicar un balance, de ahí el Papa de la alegría. Francisco lleva un ritmo superior al de Juan Pablo II en sus comienzos, y eso que tiene además la pega de la salud. 

Píldoras para el alma, fue idea de su editora. Hay muchos tweets que son perennes, que son puntos de espiritualidad, y buscó organizarlos en 32 temas con tweets. Paloma García Ovejero en el prólogo lo describe muy bien, dice que estos tweets son perlas que había que rescatar y ordenar. Cuando estaba escribiendo esto me di cuenta, añadía, de que los tweets hablan más en papel y despacio. 

El Papa Francisco es el número uno en Twitter en la categoría de líderes mundiales. El impacto además es muy positivo, hay armonía con sus seguidores. 

Don José Antonio le pregunto si sabia de algún otro líder mundial que diese conferencias de prensa de una hora y media.

No hay ningún líder mundial, respondía Boo, que de conferencias de prensa de una hora y media, como hace el Papa. Además, no hay temas tabú. Hacemos turno de preguntas por áreas lingüísticas y dentro de cada una nos ponemos de acuerdo en la pregunta. Y a veces, nos regaña por hacer preguntas en plan negativo sobre gente que le ha criticado a él. 

Enrique (seminarista) le preguntó sobre quién organiza los viajes del Papa. Y nos dijo que va a países en los que le invitan los obispos (las conferencias episcopales nacionales) y la autoridad civil del país. El Papa va a los países más pequeños y con más problemas, nos decía.

Don Fernando le preguntó por la relación entre Francisco y Benedicto XVI, sobre la humildad de los dos Papas.

Es una relación de dos personas que se adoran. Francisco considera a Benedicto como su padre espiritual. Y ahí radica el modo de enseñar del Papa, vive con gestos. Antes de cada viaje va a visitarle, y a la vuelta va a llevarle algún recuerdo. Francisco le insiste en que aparezca, en las ceremonias de nuevos cardenales, etc. 

Jamer (seminarista) preguntó por qué el Papa todavía no ha ido a Argentina.

El problema que encuentra el Papa en su país es que interpretan todo lo que haga en términos políticos. Está esperando a que pase esto.

Centrándose en el nuevo libro Alfonso (seminarista) le pregunto por el tweet del Papa que más le había tocado.

Los más cortos son los que más me gustan. Para la portada elegí uno que le manifiesta [a Francisco] por dentro, rezad por mi. Este es Francisco. sobre si tiene miedo a un atentado, dice que se da cuenta del peligro, pero no le preocupa por él sino por la gente que vaya con el, y que solo le pide al Señor que le evite todo el dolor posible. El Evangelio es muy twittero. Uno que me ha sorprendido mucho es hay silencios de Dios que solo se pueden entender mirando a Cristo en la Cruz.

Y por último Galo (seminarista) pregunto por la influencia que tiene la presencia del Papa en las redes sociales.

Francisco es un hombre que decidió no ver la televisión, se lo ofreció a la virgen, lleva 27 años así. Usa máquina de escribir. Sus trucos para arrastrar son: su ejemplo y coherencia, y estar al día de los problemas. Y esto último lo consigue hablando con la gente. Empezó invitando a las misas a los que desempeñaban profesiones más bajas, a los basureros, jardineros, gendarmes, limpiadoras, etc. La gente le comenta, le cuenta. Lee muchas de las cartas que le envían. Al cabo de una semana ha hablado con cientos de personas, por eso sus comentrios (tweets) son muy acertados. 100% vida real, 0% estrategia publicitaria. No habla de temas, habla de personas. Habla del mundo en el que vive.

Finalmente, le despedimos con un fuerte aplauso, y mucha gratitud. Y por supuesto, nos dedicó ambos libros

Add a comment