¡Bienvenido al Diario de...!

Ojalá disfrutes leyendo esta sección tanto como nosotros escribiéndola ;-) ¡Y no te olvides de comentar!

¡Hazte fan!

Nuestra charla en Twitter

Diario de un seminarista

img_20161006_175753Buenos días de nuevo amigos, ya tenía ganas de volveros a escribir y contaros un poco más de mi día a día en el seminario.

Como ya os dije la última vez, la semana para nosotros comienza el domingo. Es en ese día donde cogemos fuerzas para el resto de las jornadas. En mi caso, ya lo sabéis, acudo a la parroquia de Santa María en Montecanal. Así, el domingo anterior tuve la suerte de ayudar a los sacerdotes: Santiago, Felipe y Ángel, cuyo ejemplo me es crucial para aprender a actuar, sentir y en definitiva ser como un sacerdote. Me edifica principalmente la capacidad de entregarse día a día, ¡No paran!, su tiempo, su escucha y sobre todo su paciencia con los niños.

Después del domingo y sus actividades pastorales volvía el día a día, las clases, la vida en familia en el seminario… pero este regreso a la rutina lo hacía, al menos en mi caso, con la necesidad de recordar muchas cosas del sábado anterior, y es que en este día tuvo lugar el encuentro regional de pastoral vocacional. Deseo tener muy presente esto, porque me ayuda a entender que detrás de los libros, las asignaturas y las horas de estudio no hay títulos, sino personas. Nuestro estudio es para vosotros.

No obstante, lo más destacado de la semana fue la nueva iniciativa llevada a cabo desde el seminario bajo el lema: “El seminario, corazón de la diócesis”, cuya finalidad es acercar un poco más nuestra casa a todos vosotros. Podréis participar con nosotros de la Eucaristía y escuchar el testimonio de un seminarista, este martes fue el de Daniel quién nos edificó al contarnos su llamada al sacerdocio. Por último tenemos un picoteo y la posibilidad de conocernos y saludar a todos aquellos que desean venir ¡Os esperamos!

El miércoles acudí a la parroquia de San Valero, para tomar parte de la actividad organizada por Misión Jóvenes. Pudimos celebrar la Eucaristía de un modo más pausado y el padre Vincent, sacerdote de la comunidad Chémin Neuf, nos explicó diferentes partes de la Misa.

El jueves tuvimos hora santa, donde le presentamos al Señor todas vuestras súplicas e intenciones.

Eso ha sido todo por hoy, espero que tengáis una buena semana.

Que Dios os bendiga

¡Un abrazo!