Diario de un seminarista

Hola de nuevo, queridos amigos

Esta semana pasada no ha sido muy movida, quitando la preparación de los materiales de la campaña del seminario que nos ha llevado unas horas de trabajo extra, pero en continua acción de gracia por la ocasión de dar a conocer nuestra pequeña comunidad en la diócesis.

El martes tuvimos seminario, corazón de la diócesis, y un numeroso grupo de la parroquia de ntra. Señora de los Dolores aprovechó para visitarnos y conocer el seminario de la mano de don Holman Arturo, seminarista que realiza allí su misión pastoral. Durante el mismo, escuchamos el testimonio de Jesús Irache y su camino de discernimiento hacia el sacerdocio, para concluir con la Misa y un piscolabis en el comedor.

El jueves, don José Ignacio Blanco vino a cenar con nosotros y a presidirnos la hora santa proponiéndonos algunas claves para la meditación de la Pasión según san Lucas, un momento fuerte de oración en la cuaresma.

Y ahora, estamos entrenándonos duro para la Javierada, pero esta aventura ya os la contaremos en la siguiente entrega.

Shalom