Diario de un seminarista

Querid@s amig@s

Vuelvo a estar una semana más con vosotros para contaros cómo va la marcha del seminario en estos últimos días de adviento. Ya sabréis que el sábado anterior el Señor nos regaló siete nuevos sacerdotes a quienes felicitamos y por quienes rezaremos para que con su vida sean sal y luz. Sus nombres son: Pablo, Pedro, Alejandro, Fabio, Federico, José Manuel e Ignacio. La celebración fue espectacular, el templo del Pilar abarrotado de familiares y amigos, la música a cargo de la capilla de música “Ntra. Sra. Del Pilar” con el apoyo del coro del seminario dirigidos por don José María Berdejo. Fue un momento de gran emoción para nuestros compañeros que comienzan una nueva etapa de su vida al servicio de la Iglesia.

Por supuesto, los seminaristas estuvimos los días previos preparando esta gran fiesta, pero aún quedó tiempo el miércoles pasado para el rito de admisión a órdenes de Jamer, Enrique, Miguel Ángel alias mister Gan, Javier y Jesús, presidido por nuestro arzobispo. Con este rito, los candidatos tras manifestar su voluntad de consagrar su vida a Dios en el ministerio sacerdotal, son acogidos oficialmente por la Iglesia para dar en el tiempo oportuno el paso al diaconado y al presbiterado.

El tiempo de adviento es un tiempo de esperanza. Demos gracias a Dios por estos hermanos que ya han recibido las órdenes sagradas, y por los que avanzan en su camino de formación y discernimiento.

El niño Jesús infunda su paz en nuestros corazones.

Un abrazo y ¡hasta la próxima!

Add a comment