Diario de un seminarista

​¡Hosanna al Hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel. ¡Hosanna en el cielo!

Finalizó el mes de marzo, el mes del Seminario. Pero esto no para… Hoy: Domingo de Ramos. Nos acercamos todos, con nuestros ramos de olivo y nuestras palmas, a Jerusalén. Entramos en la semana más importante del año para cualquier cristiano. Y por ello, la llamamos Santa. Ya conocemos el final. Concluirá con la victoria de Dios sobre la muerte y el pecado, con la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Pero antes tenemos que pasar por la Cruz y la Pasión. Porque nuestra alegría es crucificada.

¿Y qué contaros de esta V Semana de Cuaresma, la llamada Semana de Pasión? Una semana ordinaria aunque algunos seminaristas han tenido algún que otro examen apurando los últimos días antes de las vacaciones. También participamos en la manifestación pacífica y multitudinaria, más de 30.000 personas, del martes 4 de abril por la tarde para revindicar la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a decidir la educación de sus hijos. Y el viernes contamos con la presencia de los sacerdotes de la Vicaría VI que estuvieron de retiro, predicado por nuestro querido director espiritual y párroco de san Miguel don Juan Sebastián Teruel, preparándose espiritualmente para estos próximos días. Asimismo, los seminaristas en etapa pastoral junto con los candidatos al diaconado permanente hemos realizado un curso de gestión administrativa y económica de la parroquia que nos han impartido desde el Administración diocesana. Muchas gracias a Ernesto, Miguel Ángel y Marta. 

Y…¡vacaciones! Sin embargo, durante estos días a los seminaristas, como no podía ser de otro modo, también les va a tocar “currar”. Además de participar en la Misa Crismal el Miércoles Santo junto a todos los sacerdotes de la diócesis, acudirán a sus respectivas parroquias de pastoral para vivir junto a sus comunidades el Triduo Pascual. Igualmente algunos tendremos que ir a ayudar en las celebraciones de las Catedrales (el Pilar y la Seo) y otros a echar una mano en algunos pueblos.

Os deseo una feliz y santa Semana Santa. Y espero que os preparéis muy bien durante toda esta semana con la oración, los oficios, el via crucis, procesiones… para vivir muy intensamente la alegría de nuestra fe: ¡Cristo ha resucitado!

Un saludo a tod@s.

Add a comment